F.A.Q

¡Respuestas para todas tus preguntas!

Todos nuestros juguetes pasan unos estrictos controles y una serie de pruebas y adaptaciones a las normas para garantizar la seguridad óptima de los niños. Además, nuestros juguetes se hacen con un plástico que no contiene bisfenol ni ftalatos.

Como el 95 % de la producción mundial, nuestros juguetes se producen en fábricas de China (Hong Kong). Nuestra planta de producción está homologada por los programas ICTI y BSCI, que controlan y garantizan la ética y las condiciones de trabajo adecuadas en la producción de nuestros juguetes.

Depende del juguete en cuestión. Todos nuestros juguetes son evolutivos y acompañan al niño entre los 10 meses y los 4 años. Tu hijo puede, por ejemplo, jugar con las cuentas Lalaboom a partir de los 10 meses.

¡No te preocupes! Se trata de cuentas grandes de unos 5 cm de diámetro. Están pensadas especialmente para ayudar a los niños pequeños a desarrollar sus competencias motrices y cognitivas con total seguridad.

Las cuentas de Lalaboom están estudiadas para que se sujeten bien unas con otras, para lo que deben tener cierta firmeza y resistencia. Lo habitual es que el niño consiga enganchar las cuentas entre sí entre los 10 y los 15 meses. Pero no olvides que cada niño es único y no siempre desarrolla las mismas habilidades en el mismo momento.
Sin embargo, puede ser un problema mecánico debido a un defecto de producción. Si este es el caso, lo invitamos a que se comunique con su revendedor.

Por motivos de seguridad, las cuerdas y los cordones deben cumplir las estrictas normas europeas. La longitud máxima para los niños menores de 3 años es de 22 cm. La función principal de nuestro cordón es enhebrar una o dos cuentas para que el niño pueda trabajar su capacidad para atar. ¡Es perfecto para trabajar la precisión y la coordinación ojo-mano!

El concepto de Lalaboom es razonable y responsable porque es el único juguete que dura más de 3 años en manos de un niño (a diferencia de los demás juguetes del mercado, que duran de media 6 meses). Un uso a largo plazo que invita a replantearse la utilización y el diseño de los juguetes en la actualidad. Para reducir los residuos plásticos.

Gracias a un sistema de montaje y desenroscado único (y protegido), todos nuestros juguetes son compatibles entre sí para que el niño pueda hacer infinitas combinaciones.

Todos nuestros juguetes se pueden lavar fácilmente con agua y jabón. Nuestras cuentas educativas también se pueden meter en el lavavajillas.

Los colores de las cuentas son fijos y surtidos. Los surtidos pueden variar en cada paquete.

Los juguetes de Lalaboom se someten a unas pruebas muy estrictas y los niños pueden usarlos durante un período de más de 5 años.

Si nota alguna anomalía al comprar su juguete Lalaboom, póngase en contacto directamente con el distribuidor donde lo compró.

RECIBE TODAS NUESTRAS OFERTAS

¡Tenemos un montón de sorpresas para ti!

Avatar Mobile
Menú principal x